PAN DE ACEITE TÍPICO DE GRANADA CON Thermomix®

#Masas, panes y repostería 02 febrero 2018

Para mi primera entrada en el blog, quería poner una receta de las de toda la vida, pero adaptada a Thermomix® . Estas pasadas navidades conseguí, mezclando unas recetas y otras, un delicioso pan de aceite que es muy típico de Granada, sobre todo en Nochebuena, por lo que también es conocido con el nombre de nochebueno.


Sale bastante cantidad, se pueden hacer dos barras grandes y así probamos sus dos versiones, con y sin azúcar por encima. Esta vez, yo la he dividido en 4 para probar como nos gustaba más, si redondo y plano o en forma de barra... sea como sea ¡está riquísimo!


En mi casa nos encanta y, con lo fácil que resulta hacerlo con Thermomix® , seguro que lo haré en cualquier época del año. Tomad nota, probadla y ya me contareis.




INGREDIENTES:

150 g de aceite de oliva


la piel de una naranja


anís en grano


130 g de agua


130 g de leche


1 cucharada de miel


25 g de levadura fresca


50 g de azúcar


1 huevo


650 g de harina de fuerza


10 g de sal


100 g de pasas


100 g de nueces


un poco de leche para pincelar


abundante azúcar para decorar


PREPARACIÓN:


  1. Ponga en el vaso el aceite y la piel de la naranja, programe 7 minutos, 120º, giro inverso, velocidad 1 para aromatizar el aceite.

  2. Añada una cucharadita de anís en grano (o más, al gusto) y freír durante 5 minutos, 120º, giro inverso y velocidad 1. Bajamos el vaso de la máquina y dejamos templar el aceite. Retiramos la piel de naranja.

  3. Añadimos al vaso el agua, la leche y templamos 1 minuto, 37º, velocidad 1.

  4. Echamos en el vaso la miel, la levadura, el azúcar y el huevo y batimos 10 segundos a velocidad 4.

  5. Incorporamos la harina y la sal y amasamos 5 minutos en espiga. Deje reposar dentro del vaso hasta que doble su volumen (aprox. una hora, dependiendo de la temperatura ambiente).

  6. Con la espátula desgasificar la masa, bajarla lo que se pueda y echar las pasas y las nueces. Programar un minuto en velocidad espiga.

  7. Vierta la masa del vaso sobre una lámina de silicona y amásela ligeramente. Divida en 4 bollos pequeños o dos grandes. Se pueden hacer en forma de bollos o redondos y planos. Deje reposar hasta que vuelva a doblar su volumen.

  8. Precaliente el horno a 200º con calor arriba y abajo.

  9. Pincele los bollos con leche, uno sin azúcar y el otro espolvoréelo con abundante azúcar.

  10. Bajar a 170º el horno e introducir la bandeja con los bollos durante 35 minutos o hasta que estén bien hechos (se comprueba cogiéndolo con cuidado de no quemarse, dándole golpecitos por debajo y que suene a hueco). Dejar enfriar sobre una rejilla antes de servir.


NOTA: La receta original era con 550 g de harina, yo le he tenido que ir añadiendo (porque la masa quedaba demasiado blanda) hasta que al final le he puesto 100 g más y por eso he estado 5 minutos amasando, así que puede que no necesite tanto tiempo en espiga. Seguiremos probando y, si alguien tiene alguna sugerencia o comentario, serán bien recibidos.